El Tiempo y la Santa Palabra de Dios.

El tiempo se define como la magnitud física con la que medimos la duración o separación de acontecimientos, sujetos a cambio, de los sistemas sujetos a observación. Desde tiempos muy remotos el hombre comenzó a poner nombre a las magnitudes de tiempo relativas al movimiento de los astros en el firmamento, que se repetían de manera periódica, generalmente medidas naturales de tiempo relativas a la traslación de un astro en derredor de otro, como al caso especial del día que se refiere a la ocurrencia de la tarde y la mañana. De esta manera el hombre nombro el día, el mes lunar, el año, y sus estaciones, como la semana. Finalmente el hombre ha descubierto otras magnitudes de tiempo periódicas de mayor duración.

Unidades Básicas de Tiempo.

El Día es una magnitud de tiempo relacionada con una rotación completa de la tierra sobre su eje, aproximadamente en 24 horas; el ocaso y el amanecer fueron los acontecimientos básicos del día, de manera que éste comenzaba con el ocaso o puesta del sol al siguiente ocaso. El Mes Lunar es una magnitud de tiempo relacionada con la traslación de la luna en derredor de la tierra, que ocurre en aproximadamente 28 días, o cuatro (4) semanas de siete días. El Año Solar es una magnitud de tiempo relacionada con la traslación de la tierra en derredor del sol en aproximadamente 365 días, o cuatro (4) estaciones de unos tres (3) meses de duración. El Año Hérculis, que es una dimensión de tiempo relacionada con la traslación del sol en derredor de la estrella Hérculis en aproximadamente 5,125 años y cuatro edades de aproximadamente 1,280 años. Y finalmente tenemos El AñoVía Láctea, que es una dimensión de tiempo que trata sobre la traslación de la estrella Hérculis en derredor del centro de la Vía Láctea, en aproximadamente 25,625 años, y cuatro secciones de aproximadamente 6, 406 años. El año Vía Láctea se relaciona con la precesión de los Equinoccios, que se ha calculado de una duración de aproximadamente 25,780 años.

EL DÁA

El día es una unidad de tiempo especial, difiere de las demás unidades, que como ya se ha dicho se refieren al tiempo en el que un cuerpo sideral ejecuta una revolución en torno a otro cuerpo sideral, estrella o planeta. Es el tiempo que tarda la tierra en girar sobre su eje, provocando la falsa ilusión de que todo el universo gira en torno a la tierra, noción que fué adoptada por la iglesia medieval.

El día natural el que define el Creador, comienza con la puesta del sol y el inicio de la noche, su primera mitad. La segunda mitad comienza al amanecer, con la salida del sol al oriente de la posición donde nos encontremos. La noche es dividida en dos mitades por la 'medianoche', y el día en dos por el 'mediodía'; de manera que el día también muestra cuatro (4) subperíodos, como las estaciones del año.

La distancia de un día terrestre, es decir, cuánto viaja una persona, sólo con respecto a la tierra y el sol, en un día, en el que permanece en el mismo lugar sobre la línea del ecuador, resulta en el astronómico número de 2,643,400 kilómetros aproximadamente; 40,067.96 kilómetros solo con respecto a la tierra al girar sobre su eje.

LA TEMPERATURA DURANTE EL DÁA: Al comenzar el día, inicia su primera mitad, la noche o reino de las tinieblas, de la oscuridad, en la que característicamente la temperatura del aire y la energía calorífica atrapada por la tierra, disminuyen. Al comenzar la segunda mitad del día, que inicia con la salida del sol, ambas temperaturas comienzan a aumentar. Si dibujamos un gráfico de la temperatura durante el día, observaremos que será de la forma de una letra uve (V) bien abierta, que primero desciende y luego aumenta, lo mismo que ocurre con el año.

El Año Solar

El año solar natural es el tiempo que transcurre mientras la Tierra da un giro completo en torno al sol, que comienza y termina con el Equinoccio de Otoño para el hemisferio norte, un día en que la noche y el día tienen la misma duración en el ecuador. El Equinoccio de Otoño da comienzo a la estación otoñal, la cual termina en el Solsticio de Invierno, que da comienzo a la estación invernal, la cual termina en el Equinoccio de Primavera, que da comienzo a la estación primaveral, la cual termina en el Solsticio de Invierno, dando comienzo a la estación invernal, que durará hasta el siguiente Equinoccio de Otoño. Como lo muestra la figura de principio de esta página.

En el polo norte, con el Equinoccio de Otoño comienza la Noche Polar que durará seis meses, mientras que con el Equinoccio de Primavera, comenzará el Día Polar, que durará los otros seis meses del año. El día anual polar nos permite visualizar que el Equinoccio de Otoño es equivalente a la puesta del sol, y que el Equinoccio de Primavera es equivalente a la salida del sol. Asimismo, el Solsticio de Invierno equivale a la medianoche, y el Solsticio de Verano equivale al mediodía. Así también las cuatro estaciones del año se asemejan a las cuatro estaciones del día. El gráfico de la temperatura del año es también el mismo que el del día.

El Mes Lunar

El mes lunar es el tiempo en que la luna gira en torno a la tierra. Para los hombres de la antiguedad, el mes lunar duraba 28 días, y constaba de cuatro (4) estaciones, como el día y el año, las cuatro semanas del mes.

El equivalente al Equinoccio de Otoño o la puesta del sol en el mes lunar es el día en que ocurre el Cuarto Menguante, que inicia la primera estación semanal. Se continúa con la Luna Nueva, Negra u Oscura, que equivale al Solsticio de Invierno y a la medianoche, e inicia la segunda estación semanal. Se continúa con el Cuarto Creciente, equivalente al Equinoccio de Primavera y al amanecer, que da inicio a la tercera estación semanal. Finalmente se continúa con La Luna Llena o Blanca, que da inicio a la cuarta estación semanal del mes lunar, que se continúa hasta el siguiente Cuarto Menguante, completandose el mes.