La Perfección de Dios

Los siete (7) días de la creación (Génesis 1) ponen en el tapete por primera vez el número que luego será el de mayor frecuencia en las profecías apocalípticas para hacer evidente a nuestros entendimientos la manera en que el creador realiza sus obras, sus obras perfectas.

Sin embargo los siete días o tiempos de la perfección de Dios distan mucho de ser de igual duración, como ocurriría con una semana de días solares. Por otra parte, se nos muestra la MEDIA SEMANA de tres tiempos y medio, en muy diversas formas:

  1. Tiempo, tiempos y medio tiempo (Daniel 7:25; 12:7; Apocalipsis 12:14)
  2. Cuarenta y dos meses (Apocalipsis 11:2 y 13:5)
  3. Mil doscientos sesenta días (Apocalipsis 11:3 y 12:6)
  4. Tres años y medio (Santiago 5:17; el Ministerio de Jesús)

La Media Semana también puede ser calculada en matemáticas de números enteros o de Abacos, donde el número cuatro ocupa el centro de los siete. De esta manera se hacen evidentes los períodos de cuarenta días o años, cuatrocientos días o años, cuatro días o años

A la izquierda mostramos una letra equis, en cuya parte superior muestra una línea negra que desciende de izquierda a derecha, y que luego asciende con el otro brazo de la letra.

En la figura a la derecha se muestra un gráfico de la temperatura y la energía de la tierra durante el día, en sendas líneas en rojo y azul respectivamente. Si comparamos la línea negra en la parte superior de la letra equis a la izquierda, con las líneas roja y azul de la temperatura y de la energía en la tierra durante el día, encontraremos igualdad. A esta figura se le denomina QUIASMO.

Se observa entonces un período inicial del día, donde la magnitud del calor disminiye de manera casi constante desde la puesta del sol hasta el amanecer, y un segundo período del día, donde el calor aumenta desde el amanecer hasta la puesta del sol. Lo que ocurre con el día, ocurre también con el año solar, el año hérculis y el año vía láctea; Luego, en estos ciclos tenemos dos mitades:

  1. Durante la primera mitad, el Reino de las Tinieblas, la temperatura desciende.
  2. Durante la segunda mitad, el Reino de la Luz, la temperatura asciende.

Proponemos el Día-Semana o Tiempo-Semana, como un período de tiempo impreciso pero que consiste de siete sub-períodos de tiempo también imprecisos, como las siete iglesias, las siete trompetas, los siete ángeles, etc., Así por ejemplo, el período de las siete (7) iglesias o cuernos del cordero, ha sido objeto de propuestas de medición, y se dice que Efeso duró x cantidad de años, Esmirna por igual, Pérgamo otra cantidad diferente, Tiatira y el resto de ellas también; porque cada período termina cuando la prueba se presenta y es superada por unos y no es superada por otros. Así también el Imperio Babilónico permanece por 70 años, el Medo-Persa dura más tiempo, el Macedónico más aún, y el Romano un período de tiempo diferente.

El Quiasmo de la Perfección de Dios

La Perfección de Dios en siete tiempos y el Quiasmo

Necio, lo que tú siembras no se vivifica, si no muere antes. (1 Corintios 15:36) Sea una semilla que se siembra para que surja un árbol, o una simiente humana para nacer un niño; sea un Sacrificio al que se acced como simiente, para resucitar al tercer día.

El equivalente al calor o a la temperatura del día, es para el Hombre, la Corrupción y la Vivificación. La Corrupción cuando la temperatura y el calor disminuyen durante el reino de las tinieblas, la Vivificación es cuando la temperatura y el calor aumentan durante el reino de la luz para Resurrección de los Muertos y Transformación de los que vivimos.