Interpretando Génesis 3:15

Y Jehová Dios dijo a la serpiente... Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar. (Genesis 3:14pp y 15) Es la primera profecía registrada en las Sagradas Escrituras por el primer profeta, nuestro Creador y Dios. Ella predice una pelea o batalla entre la mujer y su descendencia y la serpiente y su descendencia, así como las consecuencias de esta pelea para los dos bandos.

Una Señal en el Cielo: Una Mujer encinta, vestida de sol, parada sobre la luna.

Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas. Y estando encinta, clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento. (Apocalipsis 12:1-2)

La Mujer, que es originalmente formada a partir de una de las costillas del Primer Hombre Adán, es la que, en virtud del inminente cumplimiento de la profecía del Génesis 3:15, nos es mostrada en Apocalípsis 12. No es, una mujer en carne y huesos, sino una representación del Sacerdocio Levítico de Israel. Las doce (12) estrellas sobre su cabeza dan testimonio de ello, las que incluyen las dos medias tribus de los hijos de José, y está conformada por el Sacerdocio Levítico de Israel.

La Santa Palabra de Dios nos ha dado el sueño de José, hijo de Jacob en (Génesis 37:9-10) donde la mujer madre en la familia se representa en el Sol, mientras que el padre y los doce (12) hijos en doce (12) estrellas. Vestida de Sol significa el Sol.

Sarah (Sión), Raquel, Rebeca y Tamar, representan la línea femenina de las familias de los patriarcas, todas ellas señaladas por la esterilidad, por lo que se relacionan con la línea de ascendencia de la Simiente Prometida en el Mesías. Especialmente con ellas se representa el Sacerdocio de Israel, del cual son sombra y figura alegórica. Identificamos la Mujer de Apocalípsis 12 con Sarah (Sión), el sacerdocio estéril que por fín ha quedado preñado y está a punto de dar a luz. ¿Quién oyó cosa semejante? ¿quién vio tal cosa? ¿Concebirá la tierra en un día? ¿Nacerá una nación de una vez? Pues en cuanto Sion estuvo de parto, dio a luz sus hijos. (Isaías 66:8).

Otra Señal en el Cielo: Un Dragón Escarlata, que busca devorar la simiente.

También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas; y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojó sobre la tierra. Y el dragón se paró frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese. (Apocalípsis 12:3-4)

Apocalípsis 12:9 revela la identidad de este dragón, es la serpiente antigua de Edén de manera que podemos especular que aquella serpiente ha crecido y se ha desarrollado, a través del tiempo, hasta convertirse en tan formidable señal. El dragón amenaza la existencia del fruto del vientre de la mujer por nacer, para devorarla sin contemplaciones.

El Dragón representa aquí el poder tras las religiones paganas o gentiles, su sumo sacerdote real, en cuyas manos están además todos los reinos de la tierra (El primer hombre Adán).

El Primero de la Descendencia de la Mujer, Nuestro Señor Jesucristo-hombre.

Apocalípsis 12:5, es una clara mención de la vida y obras de Nuestro Señor Jesucristo-hombre, desde su nacimiento hasta que asciende a lo alto. Entonces, ubicándonos en el contexto, él es el PRIMOGÉNITO ENTRE MUCHOS HERMANOS, PERO TAMBIÉN ES EL REY DE LA GLORIA. (Romanos 8:29), Su victoria es decisiva para el resto de la historia humana, y asciende a lo Alto a presentarse ante el Padre y ser Recibido como el nuevo Príncipe de este Mundo, ocupando el Trono de Adán y de la Misericordia., pero él era a penas el principio del Nacimiento del Mesías Corporativo, de la Iglesia, del Nuevo Sacerdocio y del Nuevo Templo Celestial. Malaquías cierra, y la gestación de la Mujer ya está completa, el próximo paso sería el Mesías, para iniciar, el alumbramiento del Ministerio del Sumo Sacerdote Eterno según el Orden de Melquisedec en la Iglesia.

La Mujer huye al Desierto

A pesar del paralelismo que pudiera conocerse, la Mujer no es el Ejército de Judá, sino su Sacerdocio Levítico. Huye al desierto desprovisto del ejército que le daba seguridad en la tierra prometida. El Señor Jesús había predicho como Daniel la inminente destrucción de Jerusalén. (Miqueas 4:6; Sofonías 3:19), pues la guerra había comenzado en lo terrenal y en lo celestial.

La Gran Batalla en el Cielo

MIGUEL Y SUS ÁNGELES

La Profecía de Joel 2:1-11, nos muestra las escenas del día de Jehová, (Joel 2:1) El día Grande y Terrible de Jehová , que describe, desde la oscuridad que ocurre sobre toda la tierra cuando el Hijo de Dios es levantado en el Calvario, hasta la salida de un formidable ejército.... que libra en el terreno de lo Espiritual lo que Israel esperaba en el orden terrenal.

Porque MIGUEL ES EL ESPÁRITU SANTO CONSOLADOR, y sus ÁNGELES son SUS MINISTROS, que empuñan la Espada del Espíritu, que es la Santa Palabra de Dios, y salen a conquistar el reino de los gentiles o paganos, para Dios; donde operan las RELIGIONES PAGANAS DEL DRAGÓN, y sus ÁNGELES, que son SUS MINISTROS... que gozaban de la fama más elevada entre las naciones gentiles, pero que de pronto, ante la Luz del Evangelio Eterno, y no son nada más que basura. La Iglesia Cristiana conquistó el Imperio Romano en menos de 300 años después que Pablo y Bernabé salieron en el primer viaje misionero en el desierto, en tierra de los gentiles.

La Serpiente Antigua es Arrojada a la Tierra

Solo antes Adán había sido echado de Edén, donde quedó reinando la Serpiente que le había convertido en su esclavo, por obedecerle. En esta ocasión le toca el turno a la Serpiente, desarrollada en Dragón y a todos sus Ministros Paganos. Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche. Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte. Por lo cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos. ¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo. (Apocalipsis 12:10-12)

El Dragón al que le queda poco tiempo.

La narración es exacta a los hechos en la tierra, el dragón arroja los ejércitos romanos contra la mujer que huyó al desierto (cayendo desde la Luna), pero la tierra la ayudó en su huida (Los ejércitos romanos, no pudieron ubicar a los Judíos que huyeron de su embestida). Entonces, vino a hacer guerra contra la Iglesia en la tierra, en el mundo.

La Descendencia del Dragón:

La Primera Bestia de Apocalipsis 13 en la tierra.

Muy bien dibujo a la izquierda, donde se nos presenta el Dragón y la primera bestia de Apocalípsis 13:1-8 uno al lado de la otra. Ambas con siete cabezas y diez cuernos, lo que es casualidad o no nos deja ninguna duda sobre su relación padre-hijo. Sin embargo esto también nos trae una mala noticia, pues esta bestia es uno de los poderes del Mundo, el cual es Adán.

Y vi una de sus cabezas como herida de muerte...

No es una colosal casualidad, esta herida en la cabeza (Apocalipsis 13:3) es evidencia adicional y final de que esta batalla en Apocalípsis 12 y 13 no es otra que la prometida por el Creador en Génesis 3:15.

La Descendencia de la Mujer, la Simiente de la Mujer

La Mujer, el Sacerdocio de Leví o de Judá, da a luz un Nuevo Sacerdocio, cuyo Sumo Sacerdote Eterno y Cabeza es el Espíritu Santo Consolador de la Verdad, y sus contrapartes terrenales el Cuerpo del Mesías que es la Iglesia, los otros de la descendencia de la mujer, de Apocalípsis 12:17 .

Antes de la destrucción de Judá, del Ejército de Judá en el año 70 d.C., el Maestro que vino del cielo, nuestro Señor Jesús el Mesías, tras su entrada triunfal en Jerusalén, al ser proclamado Rey de los Judíos, entra en el Templo de Jerusalén y allí es rodeado por los principales sacerdotes y los ancianos del pueblo (Mateo 21:23) iniciaron un diálogo preguntándole con qué autoridad hacía las cosas que hacía. Y la respuesta del Señor Jesús incluye las parábolas de los dos hijos y de los labradores malvados, que enseñaban directamente de ellos, y a los cuales también les dijo: Por tanto os digo, que el reino de Dios será quitado de vosotros, y será dado a gente que produzca los frutos de él. Y el que cayere sobre esta piedra será quebrantado; y sobre quien ella cayere, le desmenuzará. Y oyendo sus parábolas los principales sacerdotes y los fariseos, entendieron que hablaba de ellos. (Mateo 21: 43-45).

Cuando el Ejército de Israel es derrotado, el padre de familia es muerto (Judá) y el Nuevo Sacerdocio, el Eterno en la Iglesia, queda viudo, pues el marido ha muerto. El Nuevo Sacerdocio es también una Mujer, una mujer que quedará sometida al poder del Dragón durante la primera mitad de la historia de la Iglesia, tres tiempos y medio, media semana. Esta mujer será la envilecida de Apocalípsis 17, quedando como el Sacerdocio de la Política de las naciones.