Establecimiento del Lugar Santo

Todo comienza el día en que el Creador establece un pacto con Abram que dice: A tu descendencia daré esta tierra, desde el río de Egipto hasta el río grande, el río Eufrates; la tierra de los ceneos, los cenezeos, los cadmoneos, los heteos, los ferezeos, los refaítas, los amorreos, los cananeos, los gergeseos y los jebuseos.(Génesis 15:18-21)

También profetiza sobre la esclavitud en Egipto y el regreso de sus hijos a "esta tierra". Entonces Jehová dijo a Abram: Ten por cierto que tu descendencia morará en tierra ajena, y será esclava allí, y será oprimida cuatrocientos años. Mas también a la nación a la cual servirán, juzgaré yo; y después de esto saldrán con gran riqueza. Y tú vendrás a tus padres en paz, y serás sepultado en buena vejez. Y en la cuarta generación volverán acá; porque aún no ha llegado a su colmo la maldad del amorreo hasta aquí. (Génesis 15:13-16)

Cuatrocientos treinta años después que Jacob y sus hijos pasaran a morar en Golan, el primer día de la pascua, una multitud de ex-esclavos hebreos se alejaba de las ciudades egipcias para tener un encuentro con su Dios. Tres meses después de la primera pascua en Egipto, el pueblo de Israel alcanza las laderas del monte Sinaí, donde el Señor dice a Moisés: Así dirás a la casa de Jacob, y anunciarás a los hijos de Israel: Vosotros visteis lo que hice a los egipcios, y cómo os tomé sobre alas de águilas, y os he traído a mí. Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra. Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes, y gente santa. Estas son las palabras que dirás a los hijos de Israel. Entonces vino Moisés, y llamó a los ancianos del pueblo, y expuso en presencia de ellos todas estas palabras que Jehová le había mandado. Y todo el pueblo respondió a una, y dijeron: Todo lo que Jehová ha dicho, haremos. Y Moisés refirió a Jehová las palabras del pueblo. (Éxodo 19:3-8)

Dijo de nuevo Dios a Abraham: En cuanto a ti, guardarás mi pacto, tú y tu descendencia después de ti por sus generaciones. Este es mi pacto, que guardaréis entre mí y vosotros y tu descendencia después de ti: Será circuncidado todo varón de entre vosotros. Circuncidaréis, pues, la carne de vuestro prepucio, y será por señal del pacto entre mí y vosotros. (Génesis 17:9-11) ¿Qué pide el Creador a Abraham a cambio de la tierra de Canaán?: Su pacto, que todo varón sea circuncidado.

¿Qué cosa es el "Lugar Santo"?

Nuestro Señor Jesús el Mesías habla del "Lugar Santo", cuando dice: Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel... (Mateo 24:14). Sin embargo, Marcos escribe lo mismo con las palabras siguientes: Pero cuando veáis la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel, puesta donde no debe estar (el que lee, entienda),... (Marcos 13:14), Pero también Lucas escribe sobre las mismas palabras del Maestro: Pero cuando viereis a Jerusalén rodeada de ejércitos, sabed entonces que su destrucción ha llegado.... (Lucas 21:20). Esto nos permite entender que Jerusalén es el "Lugar Santo" o el "Lugar Santo" se encuentra en Jerusalén.

Entonces los principales sacerdotes y los fariseos reunieron el concilio, y dijeron: ¿Qué haremos? Porque este hombre hace muchas señales. Si le dejamos así, todos creerán en él; y vendrán los romanos, y destruirán nuestro lugar santo y nuestra nación. (Juan 11:47-48). Tal parece que los Principales Sacerdotes y Fariseos predecían el destino del lugar santo y la destrucción de la nación de Judea a partir del año 70 de la era cristiana. Pero una vez más se confirma lo que es el "Lugar Santo".

En resumen, el Lugar Santo es la Tierra Prometida, la tierra habitada por el pueblo santo de Dios desde la conquista iniciada por Moisés del otro lado del Jordán, y continuada por Josué y hasta David de este lado de ese mismo río. La Tierra o Atrio, es dividida en dos partes, el Lugar Santo, que es la tierra de Israel / Judá, y el Atrio, que es la tierra dada a los gentiles o paganos. Hebreos 9:8 enseña que el Lugar Santo no permanecería en pié, sino que sería derribado para que los judíos y gentiles tuviesen acceso directo al Lugar Santísimo, gracias a la Victoria del Mesías en la cruz.

La Pared Intermedia de Separación

El pueblo de Israel sería un especial tesoro de Dios sobre todas las naciones; ocuparía un lugar superior, el lugar del Sacerdocio delante de todas las naciones; y moraría en la tierra prometida. De manera que SIENDO EL PUEBLO SANTO DE DIOS, EL LUGAR DE SU HABITACIÁ“N SERÁA EL LUGAR SANTO ANTE EL RESTO DE TODA LA TIERRA DADA A LOS GENTILES (ATRIO). No existe un Lugar Santo si no es porque éste es la habitación, el lugar que ocupa un Santo, que es el que santifica el lugar. Esta frontera es la Pared Intermedia de Separación entre la ciudadanía de Israel y la ciudadanía de las demás naciones de la tierra. (Efesios 2, especialmente el verso 14).

El LUGAR SANTO es establecido en torno al CANDELABRO, o ESPADA ENCENDIDA; LA PARED DEL LUGAR SANTO, LAS FRONTERAS DE ISRAEL. En el LUGAR SANTO se reconoce además un elemento nuevo, LA MESA DE LOS PANES DE LA PROPOSICIÁ“N. Fuera de estas fronteras, el resto de la tierra, ocupada por los demás pueblos del mundo, EL ATRIO.

La Tierra Prometida

La tierra prometida en Génesis 15:18-21 a la izquierda, sería para asiento del Pueblo Santo, y sus fronteras geográficas y políticas, la PARED INTERMEDIA DE SEPARACIÁ“N, con respecto a los pueblos gentiles y sus ciudadanías.

La tierra NO ES SANTA, NI PECADORA. La tierra es originalmente maldita por la presencia del hombre, sin embargo, la tierra que ocupa el pueblo de Israel viene a ser Santa porque la ocupa el pueblo santo, no por ninguna característica propia.

La Mesa de los Panes de la Proposición

La Mesa de los Panes de la Proposición representa El Campamento de Israel, La Nación de Israel.

La figura abajo muestran el ordenamiento del Tabernáculo, y las tribus de Israel por sus banderas. De esta manera, las cuatro patas que sostienen la mesa representan las cuatro tríadas de tribus de Israel: Al Oriente, la Bandera de Judá (Cara de León), al Norte, la Bandera de Dan ( Cara de ́guila); al Occidente u oeste, la Bandera de Efraín, (Cara deBuey), y al Sur, la Bandera de Rubén. (Cara de Hombre).

Dado que las cuatro patas de la mesa de los panes de la proposición representan las doce (12) tribus de Israel, solo nos queda la Clase Sacerdotal de Leví, que se ordenaba en torno al Tabernáculo. Se ordenaron de esta manera: Gerson al Occidente (Oeste); Coat al Sur; Merari al Norte; Moisés y Aarón al Oriente.

La marcha y la parada del Campamento de Israel, en su relación con la Nube que los guiaba y el sonido de las trompetas de plata (Números 2 y 10) es presentado de manera simbólica en Ezequiel 1, por la Semejanza de la Gloria o Pueblo de Dios. Allí cada uno de los cuatro animales de cuatro caras que no se vuelven, representa la vigilancia de las cuatro tríadas de tribus sobre el entorno. A la orden de marcha, se levanta la nube, y el pueblo recoge el campamento y marcha tras la misma., cuando la nube se detiene y desciende, suenan las trompetas de campamento, y se arma el campamento en ese lugar.