La Bestia de Siete Cabezas

Me paré sobre la arena del mar, y vi subir del mar una bestia que tenía siete cabezas y diez cuernos; y en sus cuernos diez diademas; y sobre sus cabezas, un nombre blasfemo. Y la bestia que vi era semejante a un leopardo, y sus pies como de oso, y su boca como boca de león. Y el dragón le dio su poder y su trono, y grande. Vi una de sus cabezas como herida de muerte, pero su herida mortal fue sanada; y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia, y adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién como la bestia, y quién podrá luchar contra ella? También se le dio boca que hablaba grandes cosas y blasfemias; y se le dio autoridad para actuar cuarenta y dos meses. Y abrió su boca en blasfemias contra Dios, para blasfemar de su nombre, de su tabernáculo, y de los que moran en el cielo. Y se le permitió hacer guerra contra los santos, y vencerlos. También se le dio autoridad sobre toda tribu, pueblo, lengua y nación. Y la adoraron todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo. Si alguno tiene oído, oiga. Si alguno lleva en cautividad, va en cautividad; si alguno mata a espada, a espada debe ser muerto. Aquí está la paciencia y la fe de los santos. (Apocalípsis 13:1-10)

Esta es la manifestacion de la Bestia como Hija del Dragón escarlata, como ya se ha visto en el cumplimiento de la profecía en Génesis 3:15., sin embargo hablar de la narración profética de Apocalípsis 13: 1-10 no es de nuestro interés de momento, sino que nuestro objetivo inmediato consiste en establecer cómo las cuatro bestias de las profecías apocalípticas de Daniel, y las tres bestias de Apocalípsis, se complementan para ser, para representar las siete cabezas de la Bestia que es el Mundo Gentil.

La bestia que era, y no es, es también el octavo; y es de entre los siete, y va a la perdición. (Apocalípsis 17:11). Y queremos comenzar estableciendo que en efecto, son siete (7) cabezas, siete dominios, siete imperios terrenales que se suceden, pero, debido a que uno de estos imperios es herido por una espada (Apocalípsis 13:3), y luego es restaurado, entonces se tendrá un imperio más en la cuenta, y serán entonces ocho.

Nos permitiremos poner nombres a las Siete Cabezas y luego a los Ocho Imperios sucesivos del mundo que representan:

  1. Babilonia - No cuernos
  2. Medo Persia - 2 cuernos
  3. Macedonia-Diádocos - 1 y 4 cuernos
  4. Roma - 10 cuernos
  5. Franco-4 Potencias Europeas - 1 y 4 cuernos
  6. USA-URSS - 2 cuernos
  7. Postrer Babilonia - No cuernos

Es el tiempo Número 4, que corresponde al Imperio Romano, cuando ocurre la Gran Batalla en el Cielo en cumplimiento de la promesa de Génesis 3:15, cuando la cuarta cabeza de la Bestia de Apocalípsis 13:3, recibe una herida mortal, pero que luego es sanada, y en la misma capital del imperio, el Enemigo organiza un nuevo poder romano: El Imperio Pontíficio de los Papas, que perdura hasta que Napoleón asume el control de los territorios vaticanos en 1798.