La Quinta Cabeza: Napoleón y 4 Imperios Europeos

Cuenta la historia que el Sacro Imperio Romano o de los Papas, encuentra su término en el año 1798, cuando el General Bertier hace preso al Papa y quedan abolidos los Estados Pontificios; el dominio terrenal del Papado llega a su fin. Un año más tarde, Napoleón Bonaparte inicia su gobierno sobre Francia.

El quinto ángel tocó la trompeta, y vi una estrella que cayó del cielo a la tierra; y se le dio la llave del pozo del abismo. Y abrió el pozo del abismo, y subió humo del pozo como humo de un gran horno; y se oscureció el sol y el aire por el humo del pozo. Y del humo salieron langostas sobre la tierra; y se les dio poder, como tienen poder los escorpiones de la tierra. Y se les mandó que no dañasen a la hierba de la tierra, ni a cosa verde alguna, ni a ningún árbol, sino solamente a los hombres que no tuviesen el sello de Dios en sus frentes. Y les fue dado, no que los matasen, sino que los atormentasen cinco meses; y su tormento era como tormento de escorpión cuando hiere al hombre. Y en aquellos días los hombres buscarán la muerte, pero no la hallarán; y ansiarán morir, pero la muerte huirá de ellos. El aspecto de las langostas era semejante a caballos preparados para la guerra; en las cabezas tenían como coronas de oro; sus caras eran como caras humanas; tenían cabello como cabello de mujer; sus dientes eran como de leones; tenían corazas como corazas de hierro; el ruido de sus alas era como el estruendo de muchos carros de caballos corriendo a la batalla; tenían colas como de escorpiones, y también aguijones; y en sus colas tenían poder para dañar a los hombres durante cinco meses. Y tienen por rey sobre ellos al ángel del abismo, cuyo nombre en hebreo es Abadón, y en griego, Apolión. (Apocalípsis 9:1-11)

Pongamos atención a los nombres escritos por Juan en el siglo primero... Abadón, Apolión; que identificamos con el nombre de Napoleon, más no solamente por esto, sino por la apariencia de Langostas con caras humanas, dadas por las extensiones posteriores de los uniformes de infantería Napoleónica. Además por la caída de la gran estrella, con la que se anuncia la caída del Papado.

<

El Imperio Francés Napoleónico a penas permaneció por Quince años y unos meses, sin embargo, desde 1798 hasta el año de 1947 cuentan ciento cuarenta y nueve años, muy próximo a los cinco meses de años que presagian las Sagradas Escrituras para esta Cabeza Imperial.

El Imperio Francés Napoleónico es comparable al reinado de Alejandro Magno por Macedonia, el cual se continuó con el Imperio de sus Diádocos (cuatro (4)), que continuaron en sus dominios hasta que fueron derrotados por el Imperio Romano.

Al Imperio Napoleónico le sucedieron 4 que se repartieron el dominio del mundo conocido, con una gran preponderancia del imperio del Norte (Inglaterra), como el Diádoco Seléucida en su tiempo. El Imperio del Sur (Italia) y al Oeste (Alemania), teniendo al este el propio Imperio Francés.

Estos cuatro (4) imperios o potencias Europeas, dominarían hasta que iniciaran por sí mismos las conflagraciones que darían al traste con su poderío, la Primera y Segunda Guerras Mundiales.