Resumen de la Historia: Caín y Abel-Set

Caín y Abel-Set son varones simbólicos (Zacarías 3:8) que representan a las naciones gentiles o el mundo, y a la nación de Israel, respectivamente en sus dos manifestaciones, el antíguo Israel-Judá (de Moisés al Mesías) y el nuevo estado de Israel restaurado como nación en el siglo 20.

El Sacrificio de Abel es acépto a Dios, como Él los había ordenado a Israel desde tiempos de Moisés, mientras que los sacrificios idolátricos del mundo gentil le eran abominación.

Cuando Caín asesina a Abel, asistimos a la historia de las guerras Judías contra Roma. Que culminan con la destrucción de la Nación Judía; más el pueblo tuvo oportunidad de huir a las profundidades de los territorios gentiles.

Como ya será evidente, Set representa aquí el Nuevo Estado de Israel, el que una vez completada su restitución, será decisivo en la resurrección de los muertos en Cristo, el Cordero.