Antecedentes de la Profecía de Daniel 8:9-14.

Daniel 8:3-4 y 20 y el Imperio Medo-Persa

La visión-profecía de Daniel 8 comienza mostrándonos un carnero que tenía dos cuernos, (Daniel 8:3-4) que el Ángel Gabriel identificará más adelante con los reyes de Media y de Persia (Daniel 8:20).

La ilustración a la izquierda muestra el mapa de las conquistas de Media y Persia en su mayor extensión; es a estas manifestaciones de poder para subyugar otras naciones que los hombres llaman Imperio. Éste es el Imperio Medo-Persa de la historia del 559 al 330 A. C.

Daniel 8:5-7 y 21, y el Imperio Macedónico de Alejandro

El macho cabrío con un cuerno notable (Daniel 8:5-7)que derrota al carnero de dos cuernos, representa al Imperio Griego-Macedónico de Alejandro Magno, su cuerno notable, según explica el Ángel Gabriel a Daniel (Daniel 8:21).

Este imperio permanece mientras vive Alejandro Magno, que muere en el año 323 A. C., No sin antes conquistar todo el imperio Medo-Persa hacia el año 331 A. C., De manera que la lucha entre estas dos bestias o animales representa la guerra entre Macedonia y Medo-Persia.

Daniel 8:8 y 22-23, y el Imperio Macedónico de los Diádocos (Rey del Norte y del Sur)

el macho cabrío se engrandeció sobremanera; pero estando en su mayor fuerza, aquel gran cuerno fue quebrado, y en su lugar salieron otros cuatro cuernos notables hacia los cuatro vientos del cielo. (Daniel 8:8). Tan solo ocho años duró el Imperio de Alejandro Magno, pero éste fué continuado por el Imperio de sus Diádocos o Generales (Daniel 8:22-23)

En poco tiempo los cuatro diádocos principales lucharon entre sí, y sin embargo solo dos de ellos ejercieron dominio sobre la Nación de Judea, y estos fueron el Rey del Norte (Dinastía Seléucida en Siria), y el Rey del Sur (Dinastía Ptolemaica o de los Tolomeos en Egipto). Entiéndase que tanto el Rey del Norte como el Rey del Sur son Reyes Macedónicos o Griegos.

Daniel 8 y la Dinastía Seléucida (Rey del Norte)

La dinastía Seléucida o del Rey del Norte se muestra en la ilustración a la derecha, todos ellos Reyes Macedonios o Griegos, descendientes del Diádoco de Alejandro el Grande llamado Seleúco que no recibió territorio al principio, pero que luego fué el que dominó más territorios. EN ESTOS REYES PERSIST͍A EL IMPERIO GRIEGO- MACEDÓNICO.

Se llama la atención al octavo rey de esta dinastía de casi treinta reyes; Antíoco IV, Epífanes, quien viviera del 215 al 163 a. C.; famoso por sus desmanes contra Judea; mismo que fuera asustado por las naves romanas, para que no invadiera Egipto, y por ello vino a Judea a cometer desmanes, y a asolar esta nación por poco tiempo. Sin embargo éste no puede ser al que Jesús se refiere.