Tomando sus Lámparas

La interpretación de las parábolas, conforme a lo que nos enseñara el Divino Maestro en Mateo 13, consiste fundamentalmente en identificar las cosas y los actores, pues la secuencia de hechos determinará la historia futura de ellos, considerando el momento de la presentación de la parábola. Habiendo identificado las vírgenes con las 'iglesias' o 'sectas' que comienzan a manifestarse, 'que salen', como Odres Nuevos de Odres Viejos, trayendo su naturaleza contenciosa carnal, desde la parte final del medioevo europeo, hasta nuestros tiempos, procederemos a identificar las lámparas que llevan en sus manos.

La Lámparas de las vírgenes

Para no llamarnos a engaño, la interpretación de la parábola debe ser llevada a cabo mirando con el ojo del entendimiento lo que ya conocemos de ella, para luego buscar aplicación de lo que no conocemos en ese mismo contexto. De esta manera, conociendo que las 'sectas' de la Iglesia del Siglo 21, son entidades o corporaciones sociales, donde, según las Sagradas Escrituras tenemos directivos, ministros o clérigos, y miembros o láicos, hemos de encontrar significado a la lámpara, según nos enseñen las Sagradas Escrituras.

La Lámpara es el Ojo, y el Ojo es

El Divino Maestro nos enseña lo siguiente: La lámpara del cuerpo es el ojo; así que, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz; pero si tu ojo es maligno, todo tu cuerpo estará en tinieblas. Así que, si la luz que en ti hay es tinieblas, ¿cuántas no serán las mismas tinieblas? (Mateo 6:22-23).

Mientras que el apóstol nos recomienda: Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe; probaos a vosotros mismos (2 Corintios 13:5), nuestro señor Jesús-Mesías establece mandamiento: No juzgueis, para que no seais juzgados (Mateo 7:1) ... para que no juzguemos a los demás, porque lo que creemos es verdad para nosotros.

¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo?...¡Hipócrita! saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano. (Mateo 7:3 y 5).

Aplicación: 'iglesia-secta' ¿Y por qué miras cada señalar el mínimo error en las creencias de la 'iglesia-secta' hermana, y no quieres mirar el error en tus propias doctrinas o creencias?... ¡Hipócrita! saca primero los errores de tus doctrinas, y entonces verás bien para sacar el errorcito en las doctrinas de la 'iglesia-secta' hermana.

Conclusiones

La Lámpara y Ojo de la 'iglesia-secta' es su Credo, su Fe, sus creencias; mas estas creencias y prácticas son doctrinas, edificación, enseñanzas que reciben de sus Ministros o Edificadores, pues son un reflejo de ellos, son sus propias creencias. Pero los ministros poseen además otras responsabilidades en la conducción de las iglesias.