A Recibir al Esposo

¿Quién es el desposado con la Iglesia, con las diez vírgenes? Las profecías apocalípticas como esta parábola presentan un inconveniente, y es que se trata de sociedades, de corporaciones, de naciones, representadas en personas y animales.

En la analogía del apóstol Pablo acerca del matrimonio, explica que la Iglesia es libre de la Ley porque su marido ha muerto, por lo que es libre para tomar otro marido, el que resucitó. El esposo muerto de la Iglesia es la nación de Judá, cuyo lugar será ocupado por el resucitado.

Israel vive la existencia terrenal de Jesús, y vivirá la existencia del resucitado. Israel es la nación de Dios, pero fué asesinado por Roma, más resurgirá, resucitará, o nacerá de nuevo, no ya como nación del conglomerado, sino que como Imperio Universal Sempiterno, cuya esposa es la Iglesia.

La afirmación de que Israel vive la existencia terrenal de Jesús, es parte de otro tipo de profecía que hemos estudiado, las de los varones simbólicos. La existencia de un hombre es la existencia del pueblo que surge de Él, esto se explica en 1 Corintios 15, pero será visto más adelante.

Dios levantará un Reino Eterno y Universal, la primera parte del cual es la Iglesia, y la segunda es el esposo, un reino comandado por Jesús de Nazaret, real y tangible. Esta pretención es propio de las 'sectas' pues su naturaleza es carnal contenciosa, las unas miran las creencias de las demás buscando errores, para pretender subsanar el error ajeno, mediante la aceptación de sus propias creencias, lo cual es una grande hipocresía como confirma el Señor.

La Lámpara y Ojo de la Iglesia son sus Clérigos o Ministros, el cuerpo encargado de guardar la fe, las creencias de la 'secta'. El Ministerio bueno, del buen tesoro de su corazón, sacará buenas cosas, y el Ministerio malo, malas cosas. (Mateo 12:35)

El Ministerio: La Estrella de la Iglesia'

El Ministerio, los Clérigos de la Iglesia, son ungidos por el Espíritu Santo a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, (Efesios 4:12) Los guardianes de La Palabra (Lucas 11:28)

El Ministerio es el Edificador de nuevas 'secta', el que puede ser Prudente o Insensato en la formulación de las creencias de la misma, que luego serán doctrinadas en la edificación de los laicos o miembros. Si en estas creencias no hay lugar para dejar pasar la luz, hay ceguera en el Ministerio, y en la Iglesia, el ministerio es el ojo de la iglesia.

El Ministerio: El Ángel de la Iglesia'

Apocalipsis 1:20 y Daniel 12:3.

Elaborado por Vocero7.org